Sin dudas, la Navidad es una de las fechas más esperadas por los menores, quienes ansían la llegada del Viejito Pascuero con los regalos que pidieron, sin importar si son o no aptos para ellos.

Por ello, los accidentes más frecuentes que ocurren en estos casos son heridas con algún elemento corto punzante del juguete, intoxicaciones por la ingesta de sustancias peligrosas, como pinturas, o complicaciones por la introducción de piezas pequeñas en la boca, nariz u oídos”.

Y para que esta celebración no se transforme en un mal momento, la médico jefe de la Central de Operaciones de Help, Dra. Ana María Bravo, explicó que los papás deben poner especial atención al escoger los juguetes, preocupándose de que cumpla con las normas y que sea apropiado para la edad.

De lo contrario, indicó que “los menores se exponen a intoxicaciones, asfixias y cortes, que son los accidentes más comunes en esta festividad”.

Recomendaciones

– Evitar regalar juguetes con cuerdas largas, ya que pueden provocar que el niño se ahorque mientras juega.

– No regalar elementos que contengan sustancias tóxicas, como cosméticos o madera pintada. Las pinturas de algunos juguetes contienen plomo, y la absorción de este compuesto puede provocar daños severos en los niños.

– No regalar a menores de tres años juguetes que tengan piezas lo suficientemente pequeñas como para que puedan ser ingeridas por el menor. Para conocer el tamaño indicado, se recomienda hacer la prueba práctica de comprobar que el objeto no quepa por el tubo del papel higiénico.

– Comprobar que los compartimientos de las baterías estén bien cerrados, para evitar que el niño pueda sacarlas y eventualmente introducirlos a la boca.

– Antes de que el niño comience a jugar, se deben eliminar las bolsas y envoltorios que pudieran ser peligrosos.