Autoridades comunales, policiales y vecinales de La Calera recibieron con alegría el nuevo retén móvil de Carabineros, el que ayudará, entre otras cosas, a disminuir la sensación de inseguridad en la población.

La importancia de este retén radica en que ayudará a sectores más apartados como Pachacama, Pachacamita y Las Cabritas, zonas a las que no llega regularmente Carabineros por su difícil acceso.

Esto fue destacado por la alcaldesa calerana, Trinidad Rojo, quien dijo que “Carabineros ha desarrollado un enorme esfuerzo para cubrir las necesidades y desprotección de los lugares que están más apartados”.

Por su parte, el mayor Rolando Pinilla explicó que “habrá un carabinero que recogerá las denuncias para adoptar los procedimientos, sin que el público deba ir a la Comisaría”.

Por último, los vecinos, agrupados en la Unión Comunal (Unco) destacaron la llegada de este nuevo vehículo policial, del que aseguran “estará en terreno para combatir la delincuencia”.