El MOP (Ministerio de Obras Públicas) informó que a causa de la pandemia del coronavirus que aqueja al país hace casi 1 año, el proyecto de tren rápido Santiago- Valparaíso se encuentra en pausa.

Según consigna La Segunda, debido a la crisis sanitaria, los plazos cambiaron, por lo que se espera que la obra esté finalizada después del año 2024, que fue el año pronosticado como posible fecha de inauguración.

“Debido a la pandemia que afecta a nuestro país y al mundo, en este momento los estudios de ambas (propuestas para la construcción del tren) se encuentran suspendidas”, manifestaron desde la Dirección de Concesiones del MOP.

Marisa Kausel, Gerenta del consorcio TVS, compuesto por el grupo chileno Sigdo Koppers, Acciona y Lationamérica Infraestructura manifestó que “Producto de la pandemia, el MOP mantiene suspendidos los estudios de la iniciativa privada, debido a la permanente variabilidad a la que están sujetas las diferentes comunas que entran y salen de cuarentena, y a los problemas que se han presentado en la movilidad en el país”.

El consorcio consideraba una inversión de 2.800 millones de dólares al igual que una línea de tren de carga hasta San Antonio y otra línea de pasajeros y carga hacia Valparaíso.

El MOP igualaba igualmente una segunda opción, desarrollada por las empresas FCC, Agunsa en conjunto con la empresa española Talgo que consideraba una ruta que unía Estación Mapocho, Valparaíso, Til Til, Olmué, Limache y Viña del Mar.