Con el fin de ir planificando el proceso de reapertura, una vez que Quillota salga del desconfinamiento, representantes de la Municipalidad – entre ellos el alcalde Luis Mella- y alrededor de 15 propietarios de diversos restaurantes agrupados en la Asociación Gastronómica de la Provincia de Quillota, Agasproqui, sostuvieron una cita virtual para fijar los lineamientos del proceso.

Durante la reunión, la vocería de Agasproqui la asumió Iván Villegas Melillán, propietario del restaurante “Del Puente a la Alameda”,  detalló precisamente que “hemos decidido agruparnos buscando una mirada, una reciprocidad, comunicación básicamente, que nos permita encontrar algunas salidas a la crisis en la cual hemos estado envueltos en los últimos ya seis meses. Quisiéramos hacer notar lo difícil que ha sido, un año extraordinariamente complicado, porque no solo hemos visto mermado nuestro trabajo. También lamentablemente la pérdida de puestos de trabajo, el desmejoramiento de las condiciones, hemos visto desaparecer a muchos locales que formaban parte de la oferta gastronómica de esta comuna y eso nos tiene bastante complicados y tristes, porque sabemos lo que cuesta el esfuerzo familiar que hay detrás de estos emprendimientos”.

Villegas planteó al alcalde Mella un petitorio con una docena de puntos, que apuntan a apoyar a los empresarios gastronómicos y facilitar el proceso de reapertura de sus locales, en la medida que la comuna vaya avanzando en el plan “Paso a Paso” definido por el Gobierno, para el desconfinamiento de las ciudades en cuarentena.

Entre dichas solicitudes se cuentan la entrega de kits sanitarios cada semana a los locales asociados; asesoría y facilidad de acceso para la compra de insumos a través de la Farmacia Comunal; sanitización de locales y veredas, además del establecimiento de una certificación al respecto; implementación de una carta digital; apoyo en difusión a través de espacios publicitarios municipales; facilitación de espacios públicos para instalación de mesas; gestión ante autoridades gubernamentales y regionales para la obtención de beneficios como rebajas de patentes, así como para fiscalización sanitaria. Además, solicitaron un control permanente del comercio ambulante, especialmente de comida rápida.

A la espera del Paso 3

Por su parte, el alcalde Luis Mella comentó que “así como en algún momento pedí la cuarentena, le pedía al seremi (de Salud) que estudiara la posibilidad de salir. En el Paso 2 todavía no pueden abrir los negocios de gastronomía. Espero yo que el Paso 2 sea rápido, como ha ocurrido en varias comunas, en que dura una o dos semanas. Si todo sale bien, espero que a fines de mes ya estemos en el paso 3. Estas son expectativas que tenemos, pero va a depender mucho del comportamiento de la gente. Y estando en el Paso 3, quiero que cuenten con todo el apoyo de la Municipalidad. El equipo que dirige Óscar Calderón me ha tenido informado de todas las reuniones, de las peticiones que ustedes han hecho y de todo lo que le corresponde a la Municipalidad, en todo las respuestas van a ser positivas”.

El jefe comunal comprometió además su gestión ante las autoridades nacionales para solicitar una posible rebaja de patentes, aunque aclaró que esa decisión es compleja y no es una atribución de la Municipalidad. Además, mandató al encargado de la Unidad de Desarrollo Económico, Francisco Marchant, para que sea quien el interlocutor del Municipio ante la Asociación Gastronómica.