Un niño de ocho años falleció  luego de consumir una planta venenosa en el patio de su casa ubicada en el sector de Los Morrillos de Santa Olivia, en la comuna de Quillota.

Según publicó el diario La Estrella de Valparaíso, el hecho habría ocurrido el fin de semana cuando el menor salió a jugar en el patio de su vivienda, fue ahí que por un descuido consumió unas flores de cicuta, situación que le provocó un envenenamiento.

Ante esto, el niño fue llevado hasta el SAPU ubicado en el Estadio Municipal de la comuna, lugar donde fue derivado a un centro asistencial de mayor complejidad. Una vez en el hospital San Martín, el menor sufrió un paro cardiorespiratorio que le ocasionó finalmente la muerte.

Carabineros de Quillota informaron al fiscal de turno, Sergio Morales, quien instruyó que se tomara la declaración de los padres del menor respecto a lo sucedido.