Durante estos días, los ojos de la prensa de espectáculos han estado puestos en Mick Jagger, ya que tenía que someterse a una cirugía de corazón, por lo que recibía el apoyo de su colega de banda, el guitarrista Keith Richards y de los seguidores de The Rolling Stones.

La operación, que se realizó hoy, viernes 5 de abril, consistía, según medios intenacionales, en el reemplazo de una válvula defectuosa que se encontraba dentro de su corazón, insertándole un implante conocido como “stent”, que es un tubo de malla de metal que evita que una arteria colapse nuevamente.

Jagger, de 75 años, se recupera satisfactoriamente de la intervención quirúrgica, ya que, a pesar de su carácter, no requirió abrir su pecho, por lo que se espera que el proceso de recuperación sea rápido.

Debido al problema del reconocido artista con su corazón, los Stones tuvieron que suspender su gira, señalando, previamente, que los médicos de la leyenda del Rock habían recomendado no hacerla.