Britney Spears fue internada, hace una semana, en una clínica psiquiátrica, debido a un severo cuadro de angustia, que se produjo por la enfermedad que atraviesa su padre, Jamie Spears, que lo obliga a someterse a un tratamiento de un mes.

De hecho, el sitio web norteamericano TMZ, informó que la intérprete de “Baby one more time” suspendió su último show en Las Vegas para cuidar a su progenitor y acompañar a la familia en este difícil momento.

Pero, a pesar de los esfuerzos, el estado de salud del padre de la artista se ha complicado durante las últimas semanas, debido a una rotura de colon que lo tuvo al borde de la muerte y de un cuadro que lo llevó a someterse a una segunda cirugía a inicios de marzo, constató el portal de espectáculos.

Tras darse a conocer el complejo estado de salud de Jamie Spears, la cantante publicó una imagen con un profundo mensaje en su cuenta de Instagram, que invita tomarnos un tiempo para nosotros mismos y dice “enamórate de cuidarte. Mente, Cuerpo, Espíritu”.