Los ojos del mundo están puestos en el atentado terrorista que afectó a la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, donde un sujeto asesinó a 49 personas que se encontraban en dos mezquitas.

El hecho fue registrado a través de una transmisión en Facebook, hecha por otro de los atacantes, identificado como Brenton Tarrant, quien, con una cámara en el cuerpo, mostró cómo disparaba a los asistentes de uno de los recintos religiosos.

Según lo informado por Ahora Noticias, mediante las mismas redes sociales se han revelado detalles sobre los motivos que uno de los autores tuvo para cometer estos crímenes.

El joven blanco, de 28 años, se justificó diciendo, por medio de otra transmisión en vivo, que lo hizo “para garantizar la existencia de nuestra gente y un futuro para los niños blancos”, agregando que quería “demostrarles a los invasores (la comunidad musulmana) que nuestras tierras nunca serán sus tierras”. 

Por último, el hombre, presentó como argumento de su actuar ataques perpetrados en contra de gente blanca por parte de extranjeros, confesando, además, que es partidario de Donald Trump, fascista y creyente de la mitología nórdica, constató el medio nacional.