El ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, expresó su apoyo a la iniciativa del Gobierno para ampliar el control preventivo de identidad a jóvenes que tengan entre 14 y 18 años.

La instancia, recordemos, permitiría a Carabineros solicitar que los jóvenes muestren su carnet de identidad, documento escolar o huella dactilar, así como también fiscalizar autos o mochilas cuando corresponda, señaló Cooperativa.

“Lamentablemente, tenemos niños y jóvenes, entre 14 y 18 años, que participan en la acción delictual y participan en términos que son significativos”, expresó Chadwick, argumentando que existen cifras que muestran que se enfocan en los delitos de robo.

La autoridad explicó que “en el caso de robo con violencia e intimidación tenemos cerca de un 24-25%; en el caso de robo de vehículos, un 30% es menor de edad. Hemos visto cómo, entre 2017 y 2018, han aumentado los niños que son detenidos por tener y portar armas”. 

En este sentido, el Ejecutivo anunció que hará un proyecto legal para oficializar la medida, que cuenta con el respaldo de los partidos oficialistas, e incluso, se han elaborado flayers informativos.

Detractores 

Un estudio realizado por el Ministerio Público, determinó que los delitos cometidos por jóvenes que tienen entre 14 y 17 años han disminuido un 31% en los últimos tres años a nivel nacional.

Por otro lado, en entrevista con Radio Cooperativa, la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, criticó fuertemente la iniciativa, expresando que “no existe ninguna evidencia de que la existencia del control preventivo – que hoy sólo se realiza en adultos – haya tenido un impacto real en la reducción de los delitos. Es más, los delitos han aumentado, a pesar de la existencia de este control preventivo”.

Muñoz también se refirió al actuar de Carabineros en este procedimiento, ya que, según su punto de vista, “cuando se genera el control preventivo de identidad, Carabineros o las policías debían cumplir con algo que era fundamental: la entrega de información para el control ciudadano de cómo se estaban ejecutando estas medidas, y ese desglose de información no existe”.

Cabe consignar que, en este sentido, según datos del Ministerio del Interior, el año pasado se realizaron 4.4 millones de controles de identidad, de los cuales sólo en 39 casos hubo reclamos contra Carabineros por mal procedimiento o abuso dentro del mismo, constató el medio citado.