“Piola”, cinta chilena que se llevó seis de los trece galardones en la categoría “Construye” del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, siendo la única producción nacional en competir en la misma.

La película cuenta la historia de tres jóvenes de la comuna de Quilicura, Santiago, que se amparan en el hip-hop para reflejar la realidad de su comuna y viven el día a día con humor y alegría, a pesar de trabajar en oficios que no les satisfacen para sobrevivir, mostrando la vida urbana de la capital.

La historia se impuso ante producciones de Argentina, Brasil, México y Estados Unidos. Su director, Luis Pérez, expresó que “se acercó mucha gente, jurados, público, agentes de ventas. Todos amaron la película. Amaron (a) los personajes y todos querían entregarnos sus lecturas, sus sensaciones. Y creo que todo ese cariño por la película se vio reflejado luego en los premios”.

Sobre la elección de la comuna, Pérez explicó que es una comuna estigmatizada por los medios de comunicación, pero contiene una gran diversidad cultural y es rica en historias, agregando que “una cosa que les encantó a los mexicanos fue cómo los personajes estaban dignificados, lejos de la miseria que, muchas veces, se apodera de las obras que buscan retratos en sectores populares”.

Cabe destacar que la categoría en la que se destacó “Piola” considera a películas que están en su primera etapa elaboración y busca apoyo de profesionales y expertos para que la cinta termine su etapa de postproducción en temas como imagen y sonido, por ello, el equipo detrás de la cinta buscará acuerdos de distribución y pre-ventas para poder terminar esta historia.