Agustin Hueneus Jr – hijo del copropietario y gerente de Concha y Toro y presidente de Hueneus Viniters, compañía que tiene sede en el Valle de Napa, California – está involucrado, junto a otras 50 personas, en un escándalo que sacudió ayer a Estados Unidos.

El día martes, se acusó a 50 padres del país – muchos de ellos dedicados al rubro empresarial – de fraude por correo para que sus hijos puedan ingresar a prestigiosas instituciones universitarias estadounidenses como Stanford, Georgetown y Yale.

De esta manera, los fiscales de Boston, según informó Cooperativa, aseguraron que el empresario chileno “participó tanto en el esquema de trampas en el examen de ingreso a la universidad (de California del Sur) como en el plan de reclutamiento universitario para su hija”. 

Hueneus Jr fue acusado por el FBI de fingir que su hija era una estrella del waterpolo cuando estudió en la secundaria, haciendo pagos tanto a la directora atlética de la institución, Donna Heinel como al entrenador de la disciplina de la misma, Jovan Vavic.

Además, la agente especial del FBI, Laura Smith, afirmó que el empresario, de 53 años, hizo un pago de US$50.000 a la persona que ayudó a su hija para que pudiese rendir el SAT, un examen de admisión que es utilizado en el país para postular a las universidades.