Nicolás Maduro, afirmó la noche de este lunes desde el Palacio de Miraflores que dos personas, consideradas como “autores materiales” del supuesto sabotaje a los sistemas de comunicación de la represa Guri, fueron capturadas en “flagrancia”.

“Capturamos a dos individuos tratando de sabotear el sistema de comunicaciones de El Guri. Pido que la justicia venezolana vaya por los autores intelectuales de este daño gigantesco que le han hecho a nuestro pueblo”, sostuvo el líder chavista.

Desde el Palacio de Miraflores, indicaron que “los ataques” contra el sistema fueron realizados en tres fases:

– La primera fue contra el cerebro del sistema computarizado de la empresa Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en la represa de El Guri, estado Bolívar (sur); y el ciberataque desde el exterior al cerebro de conducción que queda en Caracas (capital)”.

– El segundo atentado fue via electromagnética, “que mediante dispositivos móviles interrumpen y revierten los procesos de recuperación”, notificó.

– La tercera fase fue “a través de la quema y explosión de subestaciones eléctricas. Como a las 2 de la mañana hubo una explosión producto de un sabotaje a la subestación Alto Prado (estado Miranda) para tumbar toda la electricidad en Caracas”.

Maduro recalcó que el “Estado venezolano tiene que actuar” para fijar responsabilidades sobre las personas que presuntamente están detrás del “golpe criminal eléctrico”. Que a juicio de Maduro, estas acciones constituyen una “grave de los derechos humanos” de los ciudadanos.