La Organización de Naciones Unidas ofició una sesión del Consejo de Derechos Humanos durante el día de hoy en Ginebra, Suiza, con el fin de que Venezuela, a través de su canciller oficial, Jorge Arreaza, diera cuentas sobre la realidad que se vive en el país.

En la oportunidad, el diplomático se encontró con la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, quien es alta comisionada por los DD.HH de la organización y le hizo una invitación para que hiciera una visita oficial. l representante de Nicolás Maduro expresó, vía Twitter, que recibió información actualizada sobre el contexto social del país y espera que “próximamente recibirán a su avanzada para que vaya a Venezuela y con absoluta libertad pueda presenciar y ver la realidad, los efectos del bloqueo y las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos”. 

El canciller chavista también instó a Donald Trump para que sostenga una reunión con Maduro y criticó algunas acciones de los países que han apoyado a Juan Guaidó, acusando, además, un “boicot” por parte de ellos contra el mandatario por la entrega ayuda humanitaria.

Arreaza dijo que, ese día, los países opositores estaban haciendo “operaciones con falsa bandera detrás de las cuales está Estados Unidos”, culpando, directamente a Colombia por prestar su territorio para dichas operaciones disfrazadas de ayuda humanitaria que pretenden “preparar el camino para una intervención militar en Venezuela”, sentenció.

Según lo informado por La Tercera, estas declaraciones hicieron que 20 representantes diplomáticos de Europa y latinoamericanos se retiraran de la sala.