El conductor de Uber acusado de secuestrar a una mujer en la comuna de Pudahuel, Santiago, explicó a diversos medios que se había perdido por la geolocalización que hace la aplicación Waze.

Johnny Gallardo, ciudadano peruano residente en Chile por 17 años, agregó que nunca había cometido un delito en el país y que su acusación es injusta. Explicó, además, que no le dijo nada inapropiado a la víctima y que “un auto azul se estacionó al frente y ella se bajó y dijo ‘es mi amiga’. Yo quedé asustado y llamé a Carabineros, ellos me dijeron que pida ayuda a mi aplicación o vaya a la comisaría más cercana. Estuve buscando y apareció un furgón en la autopista y me detuve”. 

La pasajera pidió el traslado desde Pudahuel a Ñuñoa, sin embargo, el chofer la llevó a Maipú, ya que desconocía la ruta. Tras esto, la mujer pidió ayuda a su amiga, quien interceptó al vehículo de Gallardo.

El conductor quedó con arresto domiciliario hasta el 5 de marzo, día en que se realizará una nueva audiencia con más antecedentes para revisar las medidas cautelares sobre el confuso hecho registrado durante la tarde de este domingo.