Una inedia resolución han tomando las autoridades del país trasandino luego que una persona presentó una queja ante la Justicia que le dio la razón y dispuso que todos los pasajeros que entren o salgan de una estación donde los medios mecánicos no funcionen, no deberán pagar el importe del viaje del Subte – Metro-.

Esto debido a que una de las quejas más recurrentes entre los usuarios del subterráneo argentino son las fallas o el no funcionamiento de las escaleras mecánicas y ascensores de las terminales.

“Se ha dispuesto que todos los usuarios del servicio de transporte subterráneo (SUBTE ) que al ingresar o egresar de una estación de la red se vean imposibilitados de hacer uso de los medios mecánicos de elevación (escaleras mecánicas, ascensores, salvaescaleras) por encontrarse éstos fuera de funcionamiento en ese momento, se encontrarán exentos de abonar la tarifa fijada para acceder al servicio regular”, dice textual el documento que lleva la firma del juez Roberto Andrés Gallardo, titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario n.º 2 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El documento, que fue subido a la web del Poder Judicial argentino, agrega que la empresa: “En el supuesto de verificarse tal situación, Metrovías SA deberá adoptar los recaudos necesarios para que en la estación que se trate no se cobre al usuario la tarifa mencionada para ingresar a hacer uso del servicio”.

Desde la empresa administradora consideraron al fallo “arbitrario” y adelantaron que lo apelarán.”Veníamos trabajando en un plan de accesibilidad que le presentamos al juez Gallardo y que se encuentra en plena implementación”, dijeron.