El animador, Antonio Vodanovic, informó que el formato en el que están realizando el Festival de Viña del Mar parezca más una fiesta que un festival. Asimismo, dejó ver que “le da pena”, pues lo que conoció ya no existe.

En entrevista concedida al diario La Tercera, Vodanovic, quien fue el presentador del Festival durante 28 años aseguró la pérdida de importancia en la competencia desgastó el concepto de festival. “La competencia, que era parte de su idiosincrasia, hoy casi no existe. En la actualidad, en el Movistar Arena y en otros lugares se desarrollan muchos shows que pueden ser más impactantes. Y hay fiesta en todos lados, en Antofagasta, en Talca, en Olmué; pero Viña es un festival. Su filosofía, su espíritu, se pierde cuando no existe una competencia”, puntualizó.

Por otro lado, recordó que este evento es mirado por la familia, un momento de unión y aseguró: “me da pena ver que hace muchos años nadie recuerda una canción que haya ganado la competencia. Cuando a las tres o cuatro de la mañana ponen esas canciones, es muy triste. En mi tiempo la competencia aportaba, había una discusión familiar”.

Vodanovic, quien tiene una de las voces más reconocidas del país dejó ver que le gustaría volver al Festival para dirigir el evento más importante de la música en América Latina: “Si quieren que ahora dirija el Festival de Viña, encantado. Si quieren la idiosincrasia del Festival, si quieren la historia del Festival, les puedo ayudar. Me gustaría dirigir la TV chilena para ver si podemos recuperar la calidad de antes”, finalizó.