Según lo informado por El Mercurio de Valparaíso, se quiere implementar plan para proteger al pulmón verde de Viña del Mar de forma permanente, lo cual se conseguiría declarando al Jardín Botánico como Santuario de la Naturaleza.

Esta idea fue propuesta por el Consejero Regional Manuel Millones, quien señaló que “este es un tema sensible y muy importante para la ciudad de Viña del Mar, como un espacio de la naturaleza para las familias e incluso para enfrentar el cambio climático”.

De concretarse esta iniciativa, escribió el medio local, el jardín Botánico podrá recibir más recursos públicos e impulsar proyectos que ayuden a mejorar sus instalaciones.