Un nuevo enfrentamiento que llevan Nicolás Maduro y Juan Guaidó, esta vez, por el bloqueo del paso a un camión cargado con ayuda humanitaria, consistente en alimentos y medicinas, desde Estados Unidos, idea que están planteando más países del mundo.

Por un lado, Guaidó, que ha sido reconocido por 50 países alrededor del mundo como presidente interno, llamó a las Fuerzas Armadas venezolanas a permitir el paso del camión, que está paralizado en la localidad de Las Tienditas, paso fronterizo con Colombia y está destinado a ayudar a más de 300.000 personas vulnerables.

Pero Maduro señaló, por el otro, que la escasez generalizada en el país se debe a sanciones estadounidenses, por lo que se niega a ser parte de un “show de ayuda humanitaria”.

Fuerza Armada

Según el politólogo Luis Salamanca, la disputa se concentra en la Fuerza Armada, a la que Guaidó pretende convencer desde que se autoproclamó Presidente interno del país, pero, a pesar de algunas fisuras, los altos mandos son leales a Nicolás Maduro, al igual que las cabezas de los poderes judicial y electoral, informó Agence France Presse (AFP).

Un conflicto a mayor escala

En tanto, John Magdaleno, director de la consultora Polity, señaló que el asunto de la ayuda humanitaria está en las manos de Estados Unidos, debido a su capacidad militar de intervenir el país para entregarla.

Además señaló que, para Maduro, este bloqueo significa estar en contra de todos los países que apoyan al líder opositor, ya que, en palabras de Magdaleno, “este capítulo de la ayuda humanitaria seria la introducción de una del conflicto mucho más importante que, en efecto, podría involucrar algún tipo de intervención militar”, señaló el medio internacional.

Sin embargo, la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, Estados Unidos descarta “entrar por la fuerza al territorio venezolano” para hacer entrega de la ayuda humanitaria.