Hay expectación en la hinchada caturra por ver el desempeño de Santiago Wanderers en su primer partido oficial del 2019, en el marco de la “Noche Verde”, escribió El Mercurio de Valparaíso.

Y la ansiedad de la hinchada es tal que, pese a la polémica alza de los precios de las entradas, los sectores de Galería Norte y Andes del estadio Elías Figueroa están completamente agotados, según informó el cuadro porteño.

Es así como el recinto albergará a más de 10.000 personas que serán testigos del encuentro amistoso entre Wanderers y O’Higgins de Rancagua, un partido que ocupa el pensamiento del técnico Miguel “Cheíto” Ramírez y que no contará con la presencia de la estrella del Decano, Rainer Castro, quien, hace poco tiempo, fue transferido a Deportes Temuco por 300 mil dólares, que equivalen al 50% de su pase, hecho que no dejó indiferente a la barra de Los Panzers.

Marcha

Son los mismos socios de la hinchada quienes marcharán este sábado desde Plaza Aduana hasta el recinto deportivo para protestar contra el alza de precios que, recordemos, la directiva estableció, comenzando con la Noche Verde, para todos los encuentros que Wanderers disputará de local.

Dicha manifestación comenzará a las 15:00 horas y ya cuenta con todas las autorizaciones correspondientes para dirigirse por Avenida Altamirano hasta el Elías Figueroa, según lo confirmado por el presidente de la Corporación Santiago Wanderers, Mario Oyer.