La próxima temporada de fútbol ya se acerca; sin embargo, los refuerzos de jugadores y las transferencias aún siguen adelante. Tal es el caso de la Universidad de Chile, quien es nombre constante de este proceso.

A la, inesperada, salida del prominente venezolano Yeferson Soteldo, ahora se le suma la despedida de uno de sus grandes baluartes, Gustavo Lorenzetti, quien llevaba ocho años jugando para la escuadra laica.

Lorenzetti empacó su talento y voló para jugar con uno de los grandes del continente, el Nacional de Uruguay.

El Club publicó en su cuenta de Twitter que “el duende” es parte de su escuadra para esta temporada: