El día de ayer Nicolás Maduro realizó la toma de gobierno por un segundo mandato, hasta el 2025, de Venezuela, en medio de críticas de la comunidad internacional, así como del desconocimiento como su figura como líder del país petrolero.

Chile, por su parte, informó mediante un comunicado que no reconoce la legitimidad de Maduro: “Chile no reconoce la legitimidad del régimen de Nicolás Maduro, que llega al poder de forma ilegítima, como resultado de una elección que no cumplió los requisitos mínimos y necesarios para ser una elección libre, democrática, transparente y con la presencia de observadores internacionales”.

Asimismo, el canciller Roberto Ampuero, indicó al programa Tu Mañana de 24 Horas Noticias que “el Gobierno de Chile no reconoce el régimen de Maduro, pero al mismo tiempo reconoce, celebra y le desea lo mejor a la Asamblea Nacional, que es el único órgano elegido democráticamente por los venezolanos”.

Sobre si el gobierno del Presidente Piñera rompería relaciones con Venezuela como lo hizo Paraguy, Ampuero respondió: “las relaciones mismas con ese gobierno prácticamente no se dan pero hay otras instancias que siguen funcionando, por ejemplo entre ellas las consulares”.

El canciller, confirmó que “​no está en nuestro radar romper relaciones con Venezuela​”. Al finalizar aseguró: “Nicolás Maduro es un dictador y de un dictador se puede esperar cualquier cosa”.