Este jueves el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se dispone a tomar posesión de un segundo mandato que acabaría en 2025. Sin embargo, las democracias de occidente le han pedido que no tomé el poder y lo derive a la Asamblea Nacional, órgano electo en 2015 de mayoría opositora, pues no reconocen las elecciones presidenciales de mayo de 2018. Aseguran que estas elecciones no contaron con las garantías mínimas, ya que lideres de la oposición se encontraban exiliados, perseguidos y encarcelados.

El Grupo de Lima conformados por: Colombia, Brasil, Argentina, Canadá, Chile y Perú tomarán medidas para aislar al gobierno de Venezuela “en pro del restablecimiento de la democracia”, siendo una de ellas prohibir la entrada de los funcionarios del alto gobierno a los países firmantes.

Lee también:  Chile encabezó el Grupo de Lima que calificó de “ilegitimo” nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro en Venezuela

Por su parte la Asamblea Nacional afirmó que desconocerá al gobierno de Maduro y lo tilda de “usurpador” y prevén un consejo de transición para llevar al país de nuevo a la senda democrática.

Por su parte una de las lideres de la oposición aseguró que “hay un vacío de poder” y pidió a la Asamblea Nacional asumirlo.