El presidente Donald Trump se dirigió a la nación del norte desde el despacho oval de la Casa Blanca este martes, en un mensaje televisado en horario de prime time, para tratar de convencer a los estadounidenses de que existe una “creciente crisis humanitaria y de seguridad” en la frontera sur del país.

Trump dijo que la única solución es que “los demócratas aprueben los fondos” para el muro en la frontera: “El cierre del Gobierno podría solucionarse en una reunión de 45 minutos, por eso he invitado a representantes del Congreso a la Casa Blanca”, señaló el mandatario.

 A estos les ha venido a acusar de hipocresía por tachar su proyecto del muro de inmoral. “¿Por qué levantan ellos muros en sus casas”, ha preguntado. “No es porque odien a los de fuera, sino porque aman a los de dentro”, se ha respondido él mismo.

Además el inquilino de la Casa Blanca aseguró que los ciudadanos de su país están “heridos” por la “inmigración ilegal descontrolada”.

“¿Cuánta más sangre estadounidense debemos derramar antes de que el Congreso haga su trabajo?”, cuestionó Trump en su mensaje, luego de hacer énfasis en las grandes cantidades de drogas que cruzan a EE.UU. por la frontera con México, incluyendo metanfetaminas, heroína, cocaína y fentanilo.

“Cada semana, trescientos ciudadanos mueren por heroína”, señaló. “Más estadounidenses morirán de drogas este año que los que murieron en toda la guerra de Vietnam”, agregó.

Finalmente el mandatario se dirigió directamente a los ciudadanos, instándolos a llamar al Congreso y pedir que asegure la frontera.

“Esto es algo de sentido común. Esto es lo correcto versus lo incorrecto, lo justo versus lo injusto. Juré proteger nuestro país y eso es lo que siempre haré”, concluyó.