El Departamento de Servicios de Salud (ADHS) y la policía de Phoenix en Estados Unidos investigan un extraño caso de presunto abuso sexual a una mujer que permanece en estado vegetal hace 10 años, tras un accidente en que sufrió una asfixia.

De acuerdo con medios locales, el 29 de diciembre la mujer habría dado a luz a un niño totalmente sano, algo que llamó la atención de los médicos, pues aseguraron que no tenían conocimiento de que la paciente estuviera embarazada.

Los médicos se dieron cuenta del hecho en momentos que la paciente comenzó a gemir y comenzó el trabajo de parto.

“Ninguno de los miembros del centro de salud sabía que estaba embarazada hasta que dio a luz” dijo una trabajadora de Hacienda Healthcare, ubicado en Phoenix.

En el centro ya se tomaron medidas tras lo ocurrido pues aseguran que varias personas tuvieron acceso a la habitación de la mujer.