Diego Maradona recibió el alta después de ser ingresado durante algunas horas en la Clínica Olivos,en Argentina, por un hernia estomacal. Maradona se estaba realizando unos chequeos médicos rutinarios, cuando le detectaron este sangrado.

Su abogado, Matías Morla indicó que “Tenía pensando regresar a México al terminar de pasar los exámenes para seguir al frente del Dorados de Sinaloa, con el que ha renovado recientemente contrato”.

Por ahora no se sabe cuando podrá volver a México, ya que lo más probable es que sea operado la semana que viene.

Al salir de la Clínica Maradona realizó a los medios locales unas breves declaraciones: “No pasó nada, fui a la clínica a hacerme resonancias. El amor no cambia: todos me desearon lo mejor. Voy por la revancha con Dorados”.