Joan Manuel Serrat interrumpió su último concierto de Barcelona la noche del viernes durante un par de minutos para responder a uno de los espectadores quien solicitara a voz en grito que cantara en catalán: “Canta en catalán, que estamos en Barcelona”, vociferó desde la platea.

El cantautor, molesto pidió varias veces al público que no aplaudieran sus palabras. “Siempre hay alguien que viene despistado”.

“Sé perfectamente que estoy en Barcelona, seguramente lo sepa antes que usted”, dijo con contundencia. “Y desde antes que usted, estoy trabajando por hacer cosas en esta ciudad, así que le pido que me deje hacer mi espectáculo”. Serrat comentó que era la primera vez “después de girar por todo el mundo” que le hacían este tipo de recriminación.

Lo acontecido en ese inolvidable concierto ya se encuentra en varios videos subidos a Youtube.