La senadora Jacqueline Van Rysselberghe seguirá como presidenta de la Unión Demócrata Independiente (UDI) por los próximos dos años tras superar en las elecciones de este domingo al otro candidato, el diputado Javier Macaya.

Pese a que aún no se habían dado a conocer los resultados de forma oficial, Macaya se reunió con sus adherentes y reconoció su derrota en los comicios.

“Si uno revisa la historia de las elecciones anteriores de nuestro partido y probablemente en general de las elecciones políticas, es la elección más estrecha que se ha generado a nivel de partidos políticos”, planteó el parlamentario.

Macaya añadió que “no tengo ninguna duda de que esto es el comienzo de algo grande, de algo que habla de futuro y que obviamente tiene que ser con unidad. Nosotros le vamos a pedir a la lista ganadora y a Jacqueline Van Rysselberghe que podamos conversar en los próximos días de las propuestas e inquietudes que hemos levantado con nuestros militantes a lo largo de todo Chile”.

“Reconocemos el triunfo de Jacqueline y le pedimos que tengamos las palabras unidad y futuro más presentes que nunca”, sentenció.

Posteriormente, la senadora celebró el triunfo, oportunidad en la que recordó “agradecer a Javier y a su lista la posibilidad de haber tenido una competencia leal y sana dentro de la UDI, que yo creo que lo único que logró fue haber hecho que nuestros militantes tuvieran este nivel de participación”.

“Yo creo que hoy día todos los que somos UDI, todos los que somos militantes de nuestro partido, tenemos que sentirnos profundamente orgullosos del partido que hemos podido construir”, comentó.

Aunque no se ha entregado el detalle del proceso, Van Rysselberghe obtuvo 52% de los votos, mientras que Macaya tuvo un 48 por ciento de las preferencias de los más de 14 mil militantes que participaron.