El conscripto del Destacamento de Montaña Número 17 de Los Ángeles, Carlos Fica Henríquez, denunció diversos acosos de sus superiores en razón de su orientación sexual, por lo que el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) del Biobío solicitó al Ejército que investigue los hechos y sancione a los responsables.

El uniformado, de la Compañía de Fusileros Andinos, quien ingresó al Destacamento en abril para cumplir voluntariamente el Servicio Militar, precisó que un mes después, un grupo de Inteligencia del Ejército revisó su Facebook e Instagram y encontró  fotografías de “Francisca Elizabeth”, su personaje como transformista.

Mientras el teniente Rodrigo Barra, le exigió eliminar de redes sociales todo contenido sobre el personaje, el teniente Fernando Sánchez comenzó a hostigarlo con comentarios homofóbicos, además de dar a conocer su orientación sexual ante otros compañeros y superiores, sin contar con la autorización del afectado.

Entre otros epítetos, Sánchez calificó como “maricones” a quienes usan pelucas, y festejó delante del afectado que a otros conscriptos les gustaran las mujeres, con objeto de mofarse de Fica.

La abogada del Movilh en el Biobío, Paola Laporte, señaló que “debido a los abusos, el joven denunció en agosto los hechos ante el mayor Mauricio Siebert, exponiendo lo sucedido en la sección segunda del Destacamento. En la ocasión le indicaron que se tomarían medidas, pero ello no ocurrió. Por el contrario, el 21 de septiembre pasado se abrió un sumario contra el conscripto”.

En tanto, el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, contó que el sumario contra el conscripto “sigue el mismo modus operandi de las Fuerzas Armadas cuando se enfrentan a una denuncia por homofobia. Hacen que un tercero acuse a la persona homosexual de intentos de abuso, mientras los superiores le van pidiendo que firme su baja si es que no quiere que se ventilen estas falsas acusaciones. Se trata de chantajes ya repetidos contra la población LGBTI que se desempeña en las FF.AA.”

Producto de lo expuesto, el joven se encuentra desde el 30 de agosto con licencia médica. El certificado médico indica que Fica pasa por un cuadro severo de estrés que le ha provocado ansiedad y depresión.

Esta mañana, el soldado y el Movilh entregaron los antecedentes del caso en la Intendencia Regional del Biobío, para que el Gobierno tome partida y defina una postura al respecto.