Vecinos de Reñaca y de Concón, en compañía del concejal Jaime Varas (UDI), se encuentran elaborando un plan, que será presentado al municipio de Viña del Mar, con la idea de establecer reglas claras y previamente establecidas entre los habitantes y los locatarios, de cara a la temporada de verano 2019.

La idea es que, además, se aumenten las fiscalizaciones en materia de comercio ambulante y que se logre sacar del sector de la isla a los cuidadores de autos ilegales.

El edil explicó al respecto que “he recogido las inquietudes de muchos vecinos, quienes me expresan su preocupación por el inicio de la temporada estival y lo que esto trae aparejado en su calidad de vida. Si bien, ellos tienen muy claro que son sólo dos meses en el año y los beneficios que trae para la comuna y la región la llegada de turismo, su vida tiene que ser alterada lo menos posible”.

De igual manera, precisó que “es necesario fiscalizar y crear un sistema de parquímetros que opere gran parte del día y la noche en la zona de la isla, porque es el mayor foco delictual durante los meses de verano, justamente causado por los cuidadores de autos que operan con total impunidad y que generan un verdadero cartel delictivo en la zona”.

Por ello, buscan aplicar un plan especial, similar a lo que se está haciendo actualmente en el centro de Viña del Mar, con tolerancia 0 al comercio ambulante.

También se busca crear una comisión que permita fiscalizar el comercio, con el objetivo de verificar el cumplimiento de las normas.

E cuanto a los sunset, Varas señaló que “tienen el legítimo derecho a funcionar, obviamente con reglas claras y establecidas previamente, para que sepan desde un principio a qué atenerse, pero conviviendo de buena manera con el vecindario”.

La propuesta de la comunidad será presentada a fines de noviembre, o a más tardar la primera semana de diciembre, con la idea de entregar la propuesta al Concejo Municipal y a los organismos técnicos.