Con molestia reaccionaron personalidades ligadas al arte y a la política debido a la falta de respuesta del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, ante la oferta realizada por el Ministerio de las Culturas para comprar el Palacio Lyon, situación que debió haber sido respondida -a más tardar- el 30 de octubre.

A raíz de esta situación, la Alcaldía Ciudadana emitió un comunicado señalando que hasta la fecha, el municipio “no ha recibido ninguna oferta formal respecto de la compra del inmueble”, agregando que en reuniones con representantes del museo se solicitó a su directora que la autoridad correspondiente hiciera llegar la oferta formal, lo que “no ha ocurrido”.

Por ello, el alcalde Sharp manifestó a autoridades del Gobierno su intención de “explorar un acuerdo que represente de mejor forma los intereses de la ciudad y del propio Ministerio. Fuentes del Ministerio de las Culturas informaron que su apuro responde a que sólo han ejecutado el 50% del presupuesto anual”.

De igual forma, explicaron que más allá de los términos legales, la venta de un bien municipal “no es una decisión que se deba tomar de manera apresurada”. También manifestaron que durante el Concejo Municipal, en el cual se presentó la moción, el alcalde aclaró que “no se tomaría una decisión sin los fundamentos jurídicos, sociales, administrativos y patrimoniales correspondientes”.

En la declaración pública, el municipio informó que para poder enajenar un inmueble municipal se requiere “que exista una oferta formal de DIBAM; levantar un informe de tasación”; discusión y acuerdo de la comisión de régimen interno; acuerdo del Concejo; autorización para enajenar por parte de Hacienda; Decreto Alcaldicio; escritura pública de compraventa; e inscripción en el Conservador de Bienes Raíces”. Todos estos términos, actualmente “no existen”, según la Alcaldía Ciudadana.

Además, comentaron que “los políticos irresponsables que hoy quieren empujar a Valparaíso a un actuar apresurado, son los mismos que pusieron a Valparaíso de rodillas frente a contratos impagables y perjudiciales, que provocaron deudas millonarias, trabajadores con cotizaciones impagas, tener los parquímetros más caros de Chile, entre otras situaciones que afectan día a día a todos”.

Finalmente, invitaron al Gobierno a “retomar al diálogo, en el marco del respeto y sin presiones indebidas. La puerta siempre estará abierta para construir acuerdos y caminos por Valparaíso”.