Luego de animar por cinco años el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar y de ser el rostro principal, junto a Rafael Araneda, del matinal La Mañana, Carolina de Moras terminó su vínculo contractual con Chilevisión.

Esta situación se consiguió por medio de un acuerdo entre la presentadora y Javier Goldschmied, director de programación de CHV, luego que hiciera público su deseo de cambiar de aires y de haber asegurado que había “cumplido un ciclo” en la estación.

CHV, a través de un comunicado, anunció “el término de la relación contractual” con la conductora, a quien agradeció “su trabajo, dedicación y profesionalismo”.

De Moras dijo al respecto que “esta decisión estaba zanjada hace tiempo, al menos de mi parte. Yo sabía que salir del matinal tenía un costo y ese costo se manifestó en su momento. Lo estaba pasando más o menos mal, estaba bien incómoda y, al final, fue un costo que decidí asumir”.

Este mal momento en el canal comenzó a gestarse en julio, cuando la animadora dejó el matinal debido a su participación en Bake Off, lo que -a su vez- generó un quiebre al interior del equipo de La Mañana. Según cuentan paneles de farándula, el desgaste de la relación comenzó en mayo, luego que Pamela Díaz declarara que De Moras “es una mala copia de Tonka Tomicic”. Ahí, Araneda tomó partido por la “Fiera”.