Con el objetivo de crear conciencia entre las familias sobre la importancia de la alimentación saludable, el equipo educativo del jardín infantil “Blanca Nieves”, de Olmué, ideó una innovadora estrategia.

Se trata de la creación de un personaje llamado “Chatarrín”, que acompaña a una funcionaria a dar la bienvenida y despedida en la puerta de acceso al establecimiento.

En ese espacio se invita a las familias y párvulos a hacer un intercambio: ellos entregan las golosinas y reciben un snack con frutas de la estación como frutillas, mandarinas, plátanos o barritas de cereal.

La directora del establecimiento, Antonella Castagnino, informó que esta idea surge al visualizar que algunas familias llegaban a buscar a sus hijos con golosinas para “regalonearlos”. Ante esta situación, el equipo creó a “Chatarrín”, que desde hace dos semanas acompaña a las funcionarias en esta tarea.

El programa de alimentación de los jardines infantiles de JUNJI es muy riguroso y preparado por nutricionistas que conocen en detalle el tipo de alimento y las calorías que los párvulos requieren al día.

Al respecto, la profesional señaló que “en el jardín, los niños reciben el desayuno, almuerzo, once y colación para los que se quedan a extensión horaria, por tanto no necesitan las golosinas en su dieta”.

Castagnino aseguró que hasta el momento el plan “ha resultado un éxito y se han visto cambios en los niños y familias, ya que van tomando conciencia de que no deben traer golosinas al jardín”.