El Tabo fue el escenario donde se distinguieron a micro, pequeños y medianos empresarios turísticos, luego de haber presentado sus nuevas experiencias turísticas, fruto de más tres meses de jornadas de capacitaciones y asistencias técnicas gratuitas brindadas por el programa SIGO Experiencias.

Esta iniciativa, pionera en Chile, responde a un plan liderado por la Subsecretaría de Turismo y el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), cuyo objetivo se centró en que micro, pequeñas y medianas empresas pudieran diseñar sus propias experiencias turísticas, con el fin de sofisticar, especializar y diferencias su oferta, incrementando con ello la competitividad de sus negocios.

En total, fueron 23 empresarios del destino Litoral de Los Poetas los que avanzaron en este proceso de adopción de competencias para mejorar los estándares de calidad de sus empresas y alcanzar, de paso, una mayor competitividad en la industria turística de la región de Valparaíso.

Cabe señalar que entre los servicios turísticos que participaron del programa SIGO Experiencias, se encuentran alojamientos, agencias de viajes, tour operadores, artesanías, restaurantes, café y spa.

En la oportunidad, la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, destacó que la iniciativa “entrega herramientas al emprendedor, para mejorar el servicio que entregan. Recordemos que el turismo está asociado a la experiencia que tenga el visitante, y va a ser buena o mala en la medida que seamos capaces de entregar un servicio de calidad”.

Resultados

El programa SIGO Experiencias consideró cuatro sesiones de capacitación, correspondientes a 32 horas; y cuatro visitas de mentoría o asesoría técnica por un a todas las empresas turísticas participantes, y en muchos casos los cambios fueron implementados en forma inmediata, con las respectivas mejoras que conllevan.

La participación en SIGO Experiencias permitió a los empresarios contar con conocimientos y herramientas, tales como conocer mejor a sus públicos y enfocar su oferta en sus necesidades, mejorar la calidad de su oferta turística, incrementar la competitividad y optimizar su posición en el mercado diferenciándose de sus competidores, aumentar la eficiencia y eficacia de sus esfuerzos de promoción, además de adaptarse a las tendencias más recientes del mercado turístico nacional e internacional.