En primer lugar fue el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, y luego fue el turno del Presidente de la República, Sebastián Piñera, quien se refirió al envío de una carta de parte de Evo Morales, donde invita al mandatario chileno a “reiniciar el diálogo” sobre la demanda marítima.

Desde Alemania, donde sostuvo una reunión con la canciller Angela Merkel, el jefe de Estado señaló que Chile tiene disposición de retomar las conversaciones con Bolivia.

No obstante, aseguró que primero se tienen que cumplir algunas “condiciones básicas”, como por ejemplo, que Bolivia “abandone su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena”.

De igual manera, Piñera sostuvo que es necesario que “se respete íntegramente, y de buena fe, el tratado de límites entre Chile y Bolivia de 1904 y que se respete el fallo de la Corte Internacional de Justicia”.

En esta declaración realizada en Berlín, también dijo que “este Presidente siempre va a tener una actitud de diálogo y de colaboración con los países vecinos, pero siempre va a defender con mucha fuerza el mar, el territorio y la soberanía chilena”.

Finalmente, junto a indicar que la carta que envió Evo Morales aún no ha llegado a sus manos, el presidente chileno se comprometió a que la “leeremos con atención”.