La diputada Erika Olivera (RN) anunció la presentación de un proyecto de ley que pretende establecer el taca-taca como deporte nacional y que se declare el 9 de noviembre como Día Nacional de esta actividad.

Esta iniciativa de la parlamentaria por la zona norte de la región Metropolitana busca replicar lo planteado por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, que le dio este rótulo a la rayuela.

De igual forma, otro de los objetivos de esta moción presentada por la diputada Olivera dice relación con la entrega de recursos económicos a deportistas federados de este juego.

Al respecto, la legisladora comentó que “este deporte lleva más de 60 años en nuestro país, hoy cuenta con ocho jugadores en el ranking mundial y en base a esto, el Club Nacional de Taca-Taca proyecta un plan integral para desarrollar la actividad y formar la primera selección chilena de la historia”.

Además, planteó que “al estar Chile adscrito a la ITSF, debe cumplir con los estándares que esta impone. No obstante, el Instituto Nacional del Deporte (IND) no reconoce al fútbol de mesa como deporte e incluso, Chile ha debido participar como club y no como selección nacional”.

Siguiendo esta misma línea, expresó que esto “trae como consecuencia que, a pesar de estar representando al país, los deportistas no puedan contar con el apoyo económico que deberían”.