Luego que el presidente de Bolivia, Evo Morales, invitara -a través de una carta- al mandatario chileno, Sebastián Piñera, a “reiniciar el diálogo” sobre la demanda marítima, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, analizó lo manifestado por la máxima autoridad del país vecino.

Cabe precisar que la solicitud de Evo Morales fue hecha según lo expresado en el párrafo 176 del fallo de la Corte de Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que señala que a pesar de la resolución de los jueces, se insta a ambos países a mantener un proceso de diálogo.

Desde Alemania, lugar donde se encuentra de gira con el presidente Sebastián Piñera, el canciller Ampuero señaló que “la carta todavía no ha llegado a nuestras manos”, pero fue enfático en reiterar que “la Corte ha dado a conocer su fallo y ahí están las condiciones establecidas para los dos países”.

Continuó sus palabras diciendo que “nosotros hemos hecho, a través del presidente Sebastián Piñera, una oferta muy generosa a Bolivia, lo que implica el reconocimiento de Bolivia del derecho internacional, de reconocer también el Tratado de 1904, que está plenamente vigente, y acatar este fallo de la CIJ”.

El secretario de Estado también dijo que “es muy importante recordar que esta instancia es la más alta que existe en términos de justicia a nivel internacional, y que su fallo es inapelable. Y cuando algo es inapelable, es inapelable”.

Por último, el ministro Ampuero aseguró que el fallo de la CIJ “ha sido contundente a favor de Chile y lo que corresponde es acatarlo, obedecerlo”.