Luego que la Cámara de Diputados rechazara la acusación constitucional en contra de los ministros de la Corte Suprema, Hugo Dolmetsch, Manuel Valderrama y Carlos Künsemüller, el diputado Raúl Soto (DC) analizó la decisión adoptada con 64 votos de sus pares a favor y 73 en contra.

En conversación con el canal 24 Horas, el parlamentario explicó que “la Corte Suprema tiene redes de poder en la clase política, en el mundo académico, se rodea de una coraza de protección que durante las últimas semanas se desplegó brutalmente”.

Además, el diputado falangista comentó que “yo hablé de intervencionismo, hablé de que se busca afectar nuestra responsabilidad para ejercer, para votar en contra de la acusación constitucional”.

Consultado respecto a quién ejerció estas presiones denunciadas, Soto señaló que “desde el Gobierno, desde la Corte Suprema, desde distintos grupos de poder interno. Hubo ofrecimientos, trataron de cambiar situaciones. Hubo de todo tipo de ofrecimientos”.

Luego, le preguntaron si creía que algunos diputados DC, que votaron contra la acción, se dejaron vencer por las presiones, el parlamentario señaló que “tengo la convicción que los diputados DC tomaron su decisión de forma responsable y no se dejaron presionar por estos ofrecimientos”.

Y en ese sentido, agregó que estas presiones “las vi, las sentí y las escuché. Hubo muchos ofrecimientos a muchos que no tomaron su decisión de forma autónoma, pero yo pongo las manos al fuego por mis compañeros de bancada”.

Finalmente, el diputado DC aseguró que “vi cosas de ese tipo de parte de distintos actores políticos y del Poder Judicial, del Poder Ejecutivo, para direccionar la votación y el resultado”.