La filtración de ácido acético desde un camión en el puerto de Valparaíso, obligó a EPV a activar sus protocolos de seguridad para hacer frente a la emergencia registrada durante horas de esta madrugada.

Hasta el terminal marítimo porteño debieron acudir unidades del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, además de personal de emergencia de las concesionarias TPS y TCVAL, quienes lograron contener el peligroso derrame registrado en la puerta Edwards, en el denominado sector Carrera.

Desde la Empresa Portuaria de Valparaíso valoraron la colaboración de los organismos de seguridad, asegurando que así pudieron “superar rápidamente la emergencia, sin que en ningún momento se incurriese en afectación o riesgos a la salud de personas o daños a la infraestructura” del puerto.

Por último, explicaron que “se activaron los protocolos preventivos, pero también reactivos, que permitieron coordinar acciones entre varios actores, que impidieron efectos en los operadores de las cargas y en las operaciones portuarias, que en todo momento se mantuvieron de manera normal”.