La tarde de este viernes 14, la calle San Luis, que se ubica en el costado oriente del rodoviario de Viña del Mar, quedó habilitada para el tránsito vehicular luego del fin de la reparación de su calzada y aceras.

El proyecto implicó una inversión de $80 millones, que fue aprobada por el Consejo Regional (Core) de Valparaíso y financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

Las obras abarcaron el mejoramiento del sistema de evacuación de aguas lluvias y se sumaron a las que se habían ejecutado en calles Crucero y Quilpué, completando el circuito vial que rodea al terminal de buses.

La alcaldesa Virginia Reginato señaló que “esta es una gran obra que era muy esperada por la comunidad. Nuestro compromiso fue entregar esta calle para Fiestas Patrias”.