El ex presidente de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez (PPD), fue acusado de tomar fotografías a Paula Arriagada, su ex pareja, acción llevada a cabo presuntamente sin su consentimiento, para luego difundirlas en redes sociales.

A raíz de esta situación, la ex pareja, que además fue jefa de campaña del diputado Rodrigo González (PPD), presentó el pasado viernes 7 una querella criminal en contra del ex parlamentario, a quien además acusó del delito de amenazas.

Además, la acción judicial presentada por Arriagada apunta a otra ex pareja de Núñez, una mujer que se desempeña en el Congreso Nacional, a quien acusa de amenazarla para terminar su relación con el ex parlamentario por la zona interior de la región de Valparaíso.

En la querella, la víctima señala que el ex diputado le tomó una serie de fotografías cuando se encontraba semidesnuda, las que -posterior al fin de la relación- habría subido a cuentas anónimas de Instagram.

De igual forma, la afectada indica que la otra acusada llegó a la casa de Núñez “borracha y empastillada” a encarar al ex parlamentario, y que luego le envió un mensaje de audio por WhatsApp en el que le dijo: “Mira, conchetumadre (sic), deja de huevearme, culiá, porque a la próxima vez te tiro a la PDI. Estoy con Marco ahora, así que deja de huevearme, hija de la grandísima puta. ¿Me entendiste? Córtala, hueona, córtala, porque tengo cómo cagarte, hija de la grandísima puta”.

La querellante señaló al respecto que “aparecen fotos mías que yo no me saqué, pero que identifico perfecto cuándo fueron capturadas por Marco dentro de un contexto privado de pololeo que en ese momento manteníamos. Yo no le envié esas fotografías ni autoricé su captura, y menos su publicación”.

Por último, sostuvo que “es inconcebible e inaceptable que un líder político, que ha vivido toda la vida del servicio público, cometa estos ilícitos en contra del género, con la agravante de haberlos cometido cuando se desempeñaba aún como diputado”.