Controversia generaron las argumentaciones del diputado Eduardo Durán (RN) respecto a su rechazo a la hoy aprobada Ley de Identidad de Género en la sala de la Cámara de Diputados.

Durante el debate, el parlamentario, que forma parte de la autodenominada “Bancada Evangélica”, señaló que tras este proyecto “se aprobaría el matrimonio homosexual por secretaría, ya que parejas homosexuales podrían casarse, para lo cual bastaría con que uno de ellos se cambie de sexo”.

Hasta este punto de su discurso no se levantó mayor polémica, sin embargo, luego Durán continuó diciendo que “en términos de pensiones, los hombres podrían decidir que son mujeres para jubilarse con anticipación”, palabras que sí fueron criticadas tanto por la oposición como por las redes sociales.

Junto a ello, reflexionó: “Me pregunto, qué ocurriría con la libertad de culto en este país. Las religiones se verían obligadas a casar a dos hombres o a dos mujeres. Se genera un problema respecto a la libertad de expresión, porque cualquier discurso fundado en la ideología va a ser un discurso de odio”.