El presidente de Bolivia, Evo Morales, se refirió este miércoles a la audiencia de lectura de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima, asegurando que “se abrirá una nueva historia entre Bolivia y Chile”.

A través de una declaración desde la ciudad de Cochabamba, el Mandatario del vecino país señaló que “a partir del 1 de octubre habrá una nueva historia para Bolivia y Chile. Habrá nuevas relaciones diplomáticas para que los acuerdos se cumplan y empezar a resolver temas pendientes con Chile”.

Junto a recordar que Bolivia y Chile “son países vecinos y hermanos” y que, por tanto no pueden tener “temas pendientes”, Morales aseguró que siente que el deseo del presidente Sebastián Piñera es “resolver los temas pendientes y no dejar problemas para las nuevas generaciones”.

El jefe de Estado indicó también que la noticia generó sorpresa en el gabinete, pero a la vez, una “enorme alegría en la población, que espera un dictamen sobre el centenario reclamo marítimo que se funda en la verdad y el derecho, y que busca justicia”.

Finalmente, respecto a la demanda marítima, dijo que “se funda a que la Corte debe invocarnos a un dialogo, a una negociación de buena fe sobre todos los temas ofrecidos por Chile durante casi un siglo: acuerdos no cumplidos, ofertas de parte de Chile, pero también resoluciones de la OEA, que en varias sesiones pidió que Bolivia debe contar con un corredor de salida al mar con soberanía”.