El año 2014 fue la última vez que se disputó un torneo ATP en Chile, campeonato que tenía como sede Viña del Mar, y en pleno mes de febrero.

La familia Fillol, organizadores del certamen, cedieron los derechos, principalmente por motivos económicos y por las dificultades logísticas que implicaban desarrollar cada año el evento deportivo.

Sin embargo, el escenario actual del tenis chileno, que tiene como figura a Nicolás Jarry, ha motivado a la presidenta de la comisión de Turismo del municipio viñamarino, concejala Macarena Urenda (UDI), a impulsar la idea de traer nuevamente el ATP a la comuna.

Al respecto, sostuvo que “este torneo era uno de los grandes eventos deportivos del verano, que nos vestía como ciudad a nivel internacional y además permitía la llegada de muchos turistas. Por ello, creo que debemos unir fuerzas para recuperarlo”.

La edil precisó que “la familia Fillol era la que organizaba el torneo, y he visto en la prensa que ellos están dispuestos a hacer nuevamente este campeonato de tenis si se cumplen algunas condiciones. Una de ellas es tener tenistas chilenos con buen nivel y ranking ATP, y el despegue deportivo que ha tenido Nicolás Jarry representaría una de las grandes atracciones del ATP. Al público chileno le gusta ir a ver a jugadores nacionales, por lo que Jarry podría transformarse en un gran gancho para la asistencia”.

Sin embargo, también se necesitan recursos económicos para volver a realizar el ATP. Jaime Fillol, ex tenista y quien fue el coordinador del ATP de Viña del Mar, señaló anteriormente que se necesita dinero para comprar nuevamente una fecha en el circuito de la ATP, y además una inversión en infraestructura tenística ya que en este aspecto se perdía una cantidad excesiva de recursos.

En ese sentido, Urenda indicó que “la Municipalidad de Viña del Mar se caracteriza por promover el deporte y el turismo, y no hay nada mejor para ello que un torneo ATP en la ciudad. Con este campeonato llegará mucha gente a Viña para disfrutar el torneo, además de un aumento en la demanda hotelera y el turista gastará en productos y servicios que se ofrecen en la ciudad”.

Por último, subrayó que “debemos dotar a Viña del Mar de la infraestructura necesaria para un torneo de estas características, tal vez con fondos públicos, o mucho mejor si la empresa privada nos ayuda a acelerar dichos procesos y genera un apoyo decidido para que la familia Fillol esté en condiciones de traer de vuelta a nuestra comuna y al país este importante campeonato de tenis”.