Durante la mañana de este lunes 3 de septiembre se detectaron altas emisiones de dióxido de azufre, provenientes de la empresa Codelco Ventanas, razón por la que las faenas debieron ser paralizadas parcialmente.

Así lo informó la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien explicó que se paralizaron tres de los cuatro convertidores de la planta dedicada a la fundición y refinería de concentrados de cobre.

Además, la secretaria de Estado aseguró que personal de la Superintendencia del ramo (SMA) acudió a las instalaciones de la empresa estatal “para detectar y dar la seguridad a todos que este sistema está funcionando correctamente”.

Pese a la emanación, desde la SMA aseguraron que ésta “no sobrepasa la norma diaria”, debido a que se liberaron 186 microgramos por metro cúbico, de un límite de 250 m3.

Las primeras informaciones apuntaban a que se habría tratado de dos peak de SO2, registrados a primera hora de este lunes, los cuales habrían estado sobre la norma y habrían sido pesquisados por los sistemas de monitoreo de las propias empresas de la zona.