A siete meses del incendio que afectó a la Feria de Floristas de Ocoa de la comuna de Hijuelas, los microempresarios afectados volvieron a abrir sus puertas a su clientela, gracias al apoyo del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), en el marco del programa “Crece, Fondo de Desarrollo de Negocios”.

El Servicio entregó subsidios no reembolsables de hasta $5 millones a tres pequeños empresarios formales que vieron afectadas sus unidades productivas a comienzos de este año, con el objeto de que pudieran realizar inversiones en maquinaria, equipamiento e infraestructura.

El director regional, Cristián Mella, destacó que “a poco meses de la emergencia, hoy estamos dando cuenta de un compromiso cumplido. Los microempresarios lograron recuperar su inversión y están totalmente preparados para recibir a su clientela y a los turistas que a diario visitan esta feria”.

El gobernador de la provincia de Quillota, Iván Cisternas, dijo que “vivimos una emergencia con locatarios, vinimos a conocerlos, estuvimos apoyando y entregando los fondos y vemos que la ejecución ha sido notable y esperamos seguir trabajando con ellos y con otros emprendedores de la provincia”.

El subsidio no reembolsable permitió a los microempresarios mejorar sus unidades de negocios para que estén totalmente operativas, considerando hasta $4.500.000 en inversiones como maquinaria, equipamiento e infraestructura y hasta $500.000 para acciones de marketing.

Juanita Aguilera, una de las empresarias beneficiadas con el fondo “Crece” de Sercotec, valoró el apoyo de Sercotec, argumentando que con dicho subsidio “pude habilitar y equipar nuevamente mi local que quedó totalmente destruido en el incendio, lo que es una gran ayuda para nosotros”;.