Cuatro personas perdieron la vida hoy tras un tiroteo registrado en la localidad de Fredericton, al este de Canadá, situación que terminó con un hombre detenido por su presunta responsabilidad en el hecho.

El barrio de Brookside, ubicado en el centro de la ciudad de unos 60.000 habitantes, fue rodeado para dar inicio a una investigación que intentará determinar responsabilidades y motivaciones de la acción.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, reaccionó ante esta “terrible noticia” diciendo que “mis sentimientos están con todos los que han sido afectados por el tiroteo de esta mañana. Seguiremos la situación muy de cerca”.

Un testigo del hecho relató al canal CBS que vio a un hombre armado con un fusil, quien abrió fuego desde una ventana en el patio de un edificio.

Por su parte, el primer ministro de la provincia, Brian Gallant, señaló en Twitter que “en nombre de todos los habitantes de Nouveau-Brunswick, ofrezco mis condolencias, mis pensamientos y mis oraciones por las víctimas y sus familiares”.

Cabe recordar que la provincia de Nouveau-Brunswick ya había vivido antes un tiroteo mortal en junio de 2014, donde tres miembros de la Real Policía Montada de Canadá fueron abatidos en plena calle en Moncton, la ciudad principal de esa provincia, por un hombre que abrió fuego contra ellos.