La Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) aprobó por aclamación el nombramiento de la ex presidenta Michelle Bachelet como la nueva Alta Comisionada para los Derechos Humanos del organismo.

Así quedó ratificado esta mañana en Nueva York, lugar donde se efectuó la reunión para evaluar la propuesta entregada por el propio secretario general de ONU, Antonio Guterres.

De esta manera, el trabajo de la ex Mandataria comenzará el 1 de septiembre de 2018 y se extenderá hasta el 31 de agosto de 2022, por lo que ahora deberá hacer las maletas y trasladarse a Ginebra, en Suiza, lugar donde opera el organismo que va a liderar.

El cargo que ocupará la ex presidenta Bachelet será de tiempo completo y es remunerado según la categoría de secretario general adjunto de las Naciones Unidas.

Pese a que el presidente Sebastián Piñera felicitó a la ex Mandataria por su cargo, agrupaciones de derechos humanos de Chile criticaron su nominación, asegurando que ésta era “contradictoria”.

Su nombramiento como Alta Comisionada generó críticas en el país de algunas agrupaciones ligadas a los derechos humanos y de algunos personeros de Chile Vamos que aseguraron que la nominación era “contradictoria.

Michelle Bachelet será la octava persona en ocupar el cargo de Alta Comisionada por los Derechos Humanos de ONU, y lo hará en reemplazo de Zeid Ra’ad Al Hussein.