Una fiscalización de la Seremi de Salud a un hogar de abuelitos del sector de Santa Julia, en Viña del Mar, derivó en la clausura del establecimiento que albergaba a 16 adultos mayores que vivían en precarias condiciones de higiene y salud, y que funcionaba ilegalmente desde hace cuatro años.

Basura acumulada, colchones con hongos, abuelitos en malas condiciones de salud debido a las bajas temperaturas, deshidratación, escaras y presión baja, fueron algunas de las causas que derivaron en la toma de esta decisión por parte de la Secretaría de Salud.

El seremi de Salud, Francisco Álvarez, explicó que el hogar “no cumple con las condiciones mínimas” y que a la suspensión anterior (registrada en febrero) “hubo rebeldía, así que procedimos a fiscalizar nuevamente y decidimos hacer la clausura porque las condiciones son catastróficas”.

En cuanto al futuro de los abuelitos de este hogar, se informó que fueron trasladados a otros hogares dependientes del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), mientras que los más graves fueron derivados a hospitales. Quienes tengan apoderados serán llamados para que los vayan a buscar.

La Gobernación de Valparaíso no descartó presentar algún tipo de acción judicial en contra de la administradora del lugar, pero aseguraron que primero van a recopilar mayores antecedentes para evaluar la presentación de una querella.