Una serie de medidas acordaron las gobernaciones de la región de Valparaíso, la Seremi de Transportes, Carabineros y los gremios de conductores de microbuses, con miras a reforzar la seguridad en el transporte colectivo de pasajeros, tanto para choferes como para la comunidad.

La idea es generar una instancia regional que coordine esta materia. Por ello, algunas medidas de disuasión propuestas por los gremios fueron extender, para todas las flotas y recorridos, las cámaras de seguridad dentro de las máquinas, mayor difusión para incentivar a la denuncia, instalación de señalética de seguridad y copiar la idea de diseñar una plantilla única que facilite la presentación de denuncias.

La gobernadora de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, señaló que “se va a diseñar un formato único de denuncia de delitos para los microbuseros, que sea validado por la fiscalía regional; se van a mantener estas mesas de trabajo; se va a solicitar una reunión con el fiscal regional para precisar cuáles son los medios de prueba más contundentes para este tipo de actos delictuales”.

En tanto, la gobernadora de Marga Marga, Carolina Corti, indicó que “si no existe hoy la denuncia, el actuar de las policías queda en nada. Yo creo que la ciudadanía ha ido entendiendo cuál es este trabajo en conjunto, pero es necesario seguir inculcándolo porque se ha ido perdiendo un poco la confianza”.

Mientras Carabineros hizo un llamado a denunciar delitos al interior de microbuses, el seremi de Transportes, Gerard Oliger, manifestó que “nos vamos a sumar y acompañar todas las mesas de trabajo, asumiendo un rol de coordinación, además de realizar fiscalizaciones en sectores donde existen focos de incivilidades y donde operan transportes irregulares o ilegales”.

Por último, Óscar Cantero, vocero de gremios de conductores microbuseros de la región de Valparaíso, aseguró que “estamos conformes con esta mesa regional por tema de seguridad, ya que este último tiempo hemos sido objetos de la delincuencia en forma agresiva y a mansalva”.