Con más de dos toneladas de recursos pesqueros de origen ilegal concluyeron los controles camineros que la madrugada de este jueves 2 de agosto realizaron Sernapesca y Carabineros en la región de Valparaíso, para detener y disuadir el transporte de pesca ilegal en las rutas de la zona.

El primero de estos procedimientos se produjo en la ruta 68, donde se detectó un vehículo con 100 kilos de corvina sin la documentación de origen; mientras que el segundo, en la ruta 5 Norte, fue interceptado un camión con 2.160 kilos de merluza común sin acreditación legal, avaluada en $2,4 millones.

Estos procedimientos se enmarcan en el plan de combate a la pesca, que impulsa Sernapesca con Carabineros, la Armada y el Servicio de Impuestos Internos para frenar la extracción y comercialización ilegal que afecta directamente a la sustentabilidad de las pesquerías y a la pesca artesanal.

En ese sentido, el director regional de Sernapesca, Marcelo Arredondo, explicó que “lo que hemos verificado es que hay cierta frecuencia de transporte de pesca ilegal en esta ruta. Estamos trabajando con Carabineros de Pullally y cada cierto tiempo encontramos este tipo de situaciones”.

Cabe indicar que los infractores quedaron citados a tribunales por transporte de pesca ilegal y arriesgan una multa que va de los $2,2 a 4,5 millones, según determine el magistrado.